martes, 15 de marzo de 2011

Premio UNED Ciencias Ambientales.

En el año 2004 empecé los estudios de Licenciado en Ciencias Ambientales por la UNED, el realizar estos estudios para mi significaba algo más que estudiar una carrera universitaria para obtener un título académico, significaba cumplir un sueño, adquirir un conocimiento más profundo en una materia para mi fascinante en una etapa de mi vida en la que el trabajo y los asuntos cotidianos parece que hacen que no sea el momento más adecuado para iniciar este tipo de proyectos.

Durante cinco años me esforcé al máximo, se trataba de empaparme al máximo de todas las materias, para ir solo a aprobar habría dedicado mi tiempo libre a otros menesteres. Supuso mucho esfuerzo para mí y para mi familia, más si cabe teniendo tan reciente la dura preparación que supuso aprobar una oposición en la Administración General del Estado. Pero también tengo que decir que no todo fue sufrimiento, también hubo tiempo para disfrutar de los conocimientos tan apasionantes que iba adquiriendo con las materias que poco a poco iba cursando.

Una vez finalizados mis estudios y ya totalmente satisfecho por los conocimientos adquiridos y el trabajo desarrollado durante estos cinco intensos años, recibo la gratificante noticia de que el Consejo Social de la UNED me ha concedido el premio final de carrera al haber acreditado el mejor expediente académico en la carrera de Ciencias Ambientales.

Como se puede deducir de lo indicado con anterioridad, la satisfacción ya era plena una vez finalizado los estudios, pero el recibir este reconocimiento en unos estudios que han significado, significan y significaran tanto para mí es algo que no puedo expresar en estas líneas.

Desde este blog quiero hacer público mi más sincero agradecimiento a mis padres José María y Juana, por su importante esfuerzo desde que en el año 1995 apostaron por mí dándome unos estudios, en un primer momento de Ingeniería, que se de muy buena tinta que les costó mucho pero que mucho esfuerzo, lamento muchísimo que no pudieran acompañarme a la entrega de premios por una lesión de mi madre, el premio se lo merecen ellos más que yo, me lo han demostrado durante toda mi vida y me lo siguen demostrando.

A mi hermano Antonio Toral que siempre ha sido un apoyo en los buenos y en los malos momentos, y que siempre he podido encontrar hay al lado, dándome esos consejos y esos ánimos tan buenos para permitirme mejorar como persona y para ayudarme a perseguir aquellas metas que de otra manera quizá no habría perseguido.

Como no, a mi mujer Ana Belén que durante estos seis últimos años siempre me ha animado a perseguir esas ilusiones que he tenido rondando por mi cabeza, aunque haya sido a costa de quitarnos parte de “nuestro tiempo”.

Y para finalizar también quiero mostrar mi más sincero agradecimiento a todos los amigos que de una u otra manera me habéis sabido entender.

Este premio no es para mí es para todos vosotros.

A continuación os dejo una foto y un enlace a una entrevista que me hicieron en el acto de entrega de premios. En la foto soy como soy, la entrevista se puede mejorar, en ello estamos.

Consejo social de la UNED.
En un primer plano el Rector de la UNED seguido del Presidente del Consejo Social.

Enlace al sitio donde está colgada la entrevista. Pinchar aquí.

Un saludo.

2 comentarios:

Club Jumilla Btt dijo...

Hola querido hermano, me ha gustado mucho esta entrada que has hecho en tu blog.
He de confesarte que, en algunos momentos, se me ponían los pelos de punta conforme iba leyendo la descripción que haces, pues como tu bien sabes, hemos vivido "casi" todo juntos, lo bueno y lo malo, como hermanos y como familia.
También quería decirte que te honran como persona esos agradecimientos que haces a todos los que de una u otra forma te hemos acompañado en tu brillante andadura por las ciencias y la vida, pero me gustaría que tuvieras siempre presente que tu impecable trayectoria y los excelentes resultados y reconocimientos que por donde has ido has conseguido, son fruto, principalmente, de tu grandísima pasión por el conocimiento, tus impresionantes dotes para el aprendizaje y, sobre todo, por tu EXTREMA capacidad de esfuerzo, sacrificio y trabajo, cualidades todas nobles y admirables, que nunca me cansaré de admirar y que nunca me dejarán de fascinar. Solo desearte que continúes por el duro pero bonito camino de la vida con la misma ilusión, con la misma pasión y con la misma entrega y dedicación, verdaderas calves de tu éxito.
Recibe un cálido abrazo de tu hermano.

BÉLULA dijo...

¡Enhorabuena, Ginés!
No sólo por el premio, sino también por hablar de los tuyos como lo haces y por tu pasión por el medio ambiente.
Cierto, no hay nada más gratificante que hacer las cosas que gustan.
Mi más sincera enhorabuena!