lunes, 18 de abril de 2011

XVI Santana-Sopalmo-Carche

Todo empezó hace dieciséis años, en septiembre del año 1996, un grupo de amigos, (de izquierda a derecha), Mariano, Alberto (abajo), Juan (arriba), yo mismo y José Javier, animados por este último, nos dispusimos a hacer la ruta Santa Ana – Sopalmo – Carche.

I Santana-Sopalmo-Carche (Sep-96)

Entonces eran otros tiempos, a pesar de nuestra corta edad y debido a que no disponíamos de vehículo, realizábamos la ruta cargados de todos los menesteres necesarios (comida, agua y ropa) para pasar cuatro días en la sierra del Carche, los 18 kilos de mochila no nos los quitaba nadie, consecuentemente, tardábamos algo de más tiempo del que tardamos ahora y no lo tomábamos con más tranquilidad. Solo pensar que tengo que hacer la ruta así ahora me hace temblar las piernas.

La ruta nos gustó tanto que entre todos decidimos que esa ruta la repetiríamos todos los años e intentaríamos estar todos los amigos en ella, independientemente de circunstancias personales que no fueran de fuerza mayor. De esta manera podríamos comprobar que la afición que en su momento nos unió, el amor por la montaña, seguía ahí vivo entre nosotros.

Solo faltaba poner una fecha, si no hay una fecha fija al final siempre a alguien le viene mal y esto puede ser una fuente de problemas, así que se decidió el sábado después del viernes de dolores.

Después de estos dieciséis años el balance es satisfactorio, la ruta ha ido a más, se han apuntado más compañeros de fatigas y aquellos que nos prometimos no fallar hemos cumplido salvo que se hayan dado causas de fuerza mayor.

Como en los últimos quince años el pasado 16 de abril de 2011 nos dimos cita a las 07:00 horas en el pabellón municipal de deportes de Jumilla y puntualmente salimos dirección a nuestro primer objetivo, la sierra de Santa Ana.

Salida a las 07:00 h del pabellón, a las 06:00 hsalió otro grupo por delante.

Tuvimos mucha suerte, después de los días de calor que hemos sufrido en las últimas semanas, la temperatura bajó bastante y se mantuvo prácticamente todo el día medio nublado por lo que el sol no nos llegó a castigar mucho.

Subiendo a Santa Ana.

Como siempre, en la fuente de la Jarra nos dispusimos a beber agua y tomar alguna barrita para a continuación tomar camino del collado perdido por la senda de puerta de Pepú. La vegetación estaba en todo su esplendor, las jaras (estepa blanca) lucían sus bonitas flores rosadas, los jaguarzos sus flores blancas,…. se notaba que la primavera se había adelantado.

Fuente de la Jarra.

Muestra de lo adelantada de la primavera fueron los problemas alérgicos que sufrimos algunos de los participantes en esta actividad, problema éste que llevamos como pudimos, nos podían más las ganas de disfrutar de la ruta, la naturaleza y los amigos que los problemas que íbamos acarreando.

Una vez pasado el rincón de Santa Ana, nos dispusimos a afrontar la subida a la Sierra de Sopalmo, bonita y boscosa sierra, sobretodo en su umbría. La subida a esta sierra en su inicio es suave, se discurre por una senda a media ladera hasta que una vez que se da vista a la cumbre hay que afrontar una dura subida que nos pone a prueba todos los años y nos ayuda a abrir el estómago para el almuerzo que nos tomamos en su cumbre.

Llegando a la cumbre de Sopalmo.

Una vez que almorzamos nos dispusimos a bajar a las casas del puerto por un descenso suave y bonito pero largo. Una vez en las casas del puerto repusimos energías, llenamos agua, alguna que otra botella de vino cortesía de los hermanos Poveda y despedimos a alguno de los compañeros que hicieron la ruta hasta este punto.

Descenso de Sopalmo.

Una vez repuestas las energías partimos hasta el salero de El Carche, este tramo es todo por carretera por lo que se hace un poco monótono. Cuando el sol aprieta y el asfalto se calienta el pie se resiente bastante pero por suerte este año no tuvimos ese problema. En cuanto a lo monótono de este tramo, en los últimos años viene siendo normal que esto no sea así pues ya va siendo típico que haya algún “pique” que otro por coronar primero el puerto de montaña de “El Salero”.

En el salero del Carche, como todos los años nos refrescarnos gracias a las máquinas de refrescos que hay en este punto. Sobretodo en los años de calor este punto es clave para cargar las baterías de cara a afrontar el último tramo antes de la comida ya en plena sierra de “El Carche”.

Ya en la sierra del Carche y una vez que comimos nos dispusimos a ascender a su cumbre, La Madama de 1.371 metros, otro año más, y ya van dieciséis llegamos a la cumbre de esta querida sierra, para todos nosotros. Las nubes rozaban la cumbre, parecía que íbamos a tener cumbre encapotada pero al final no fue así, La Madama nos recibió con viento y frío, recibimiento que puede parecer frío, pero no es otra cosa que todo lo contrario, es el recibimiento más cálido que esta sierra puede deparar a estos esforzados andarines.

Una vez en la cumbre y hechas las fotos de rigor, unos se dispusieron a descender al punto en el que les recogerían los vehículos y otros tantos nos dirigimos a el refugio de la umbría de la Rosa a disfrutar de una bonita noche en las entrañas de esta sierra.

Foto Madama 01. (1.371 m.)Foto Madama 02. (1.371 m)

Características técnicas de la ruta:
- Distancia: 34 kilómetros.
- Tiempo activo: Alrededor de 8 horas y 15 minutos.
- Desnivel de subida: 1.630 metros.




Santana - Sopalmo - Carche
Track en wikiloc



2 comentarios:

Coros y Danzas Francisco Salzillo de Jumilla dijo...

Sois unas máquinas... espero que no perdáis esta tradición y a a ver si un año nos animamos aunque sea a hacer un tramo.

estepablanca dijo...

Os tomamos la palabra, ya sabéis la ruta y la fecha así que ánimo y nada de hacer un tramo, a intentar hacerla entera. Un saludo.