jueves, 4 de agosto de 2011

Al Mulhacen (3.482 m) por la Vereda de la Estrella.

Por fin estamos en el barranco de San Juan, punto de partida de la Vereda de la Estrella y de la ruta que nos proponemos realizar que, pasando por Cueva Secreta, el collado de la Majá del Palo, la Laguna de la Mosca y el collado del Ciervo, nos conduciría a la cumbre del techo de la península ibérica, el Mulhacen con 3.482 metros, por su cara oeste.

Nos dimos cita un total de nueve amig@s para realizar esta interesante ruta con la que “atacaríamos” a este coloso por su vertiente norte. Una dificultad añadida a la ruta, ya de por sí dura, era el peso a transportar hasta la Laguna de la Mosca, situada casi a tres mil metros, donde situaríamos nuestro “campo base”, por lo demás no hay que reseñar ninguna dificultad técnica, únicamente decir que es una ruta indicada para personas acostumbradas a andar por el monte y en buenas condiciones físicas.

Por la Vereda de la Estrella.

Ya en los primeros pasos, la mochila decía “aquí estoy yo” y por la cabeza no paraban de rondar ideas tales como, me tendría que haber dejado esto, esto también, y esto también…, pero poco a poco, conforme iban pasando los minutos, el cuerpo iba entrando en calor por lo que el peso parecía diluirse, a ello no cabe duda que ayudaba la majestuosidad de los paisajes que íbamos contemplando.

Como pesa la... mochila.

La Vereda de la Estrella es una senda de unos diez kilómetros que nos conduce a Cueva Secreta, superando para ello un desnivel de unos 583 metros. Es un tramo cómodo, pero largo (sobretodo a la bajada) que nos permitió ir disfrutando de las maravillosas vistas de las caras norte de la Alcazaba y el Mulhacen, así como de especies de flora tales como robles, fresnos, quejigos, encinas o castaños. Antes de llegar a Cueva Secreta cruzamos el barranco del Guarnón, desde el cual se puede divisar, mucho más alto, el Veleta. Este barranco es vertiginoso, en apenas cuatro kilómetros hay más de dos mil metros de desnivel.

Río Guarnón.

Una vez en Cueva Secreta nos dispusimos a tomar algo, lo íbamos a necesitar en las rampas que se avecinaban. Tras recargar las pilas afrontamos una dura pendiente que con el peso y el estómago recién llenado se resistió un poco, así llegamos al collado de la Majá del Palo. Al pasar por este collado se cambia de vertiente, del valle del río Valdeinfierno, al valle del río Valdecasillas. A partir de este punto y hasta que se llega justo al margen del río Valdecasillas, a la zona conocida como el Prado de las Víboras, por suerte la pendiente se hace más suave lo que nos permite recuperar de cara a lo que se nos avecina.

Río Valdeinfierno en Cueva Secreta.

A partir del Prado de las Víboras el terreno se pone más empinado, prácticamente, durante todo el tiempo nos mantenemos por los márgenes del río, el rugir del agua ya nos acompañará prácticamente hasta la Laguna de la Mosca. Laguna que vemos colgada al fondo, encima de una muralla que parece infranqueable, pero que conforme te vas acercando se va haciendo más accesible, de hecho no es necesario utilizar las manos en ningún momento.

Al fondo Laguna de la Mosca. En el inicio de la chorrera.

A la Laguna de la Mosca se llega remontando el tercer vasar (cortado), en diagonal en dirección al Juego de Bolos, cumbre de 3.034 metros. En el inicio de esta travesía en diagonal hay que cruzar las chorreras de la Mosca. El tiempo de marcha y la altitud a la que ya nos íbamos encontrando hizo que poco a poco el cansancio hiciera acto de presencia, pero el entorno tan impresionante en el que nos encontrábamos curaba todos los males.

Llegando a la Laguna de la Mosca.

A la llegada a la Laguna de la Mosca tuvimos una recepción inesperada, un grupo de cabras montesas se encontraban en las inmediaciones de la laguna y se acercaban a nosotros bastante por lo que me dispuse a pasar un buen rato con ellas haciéndoles alguna que otra fotografía.

Cabra montés. (Capra pyrenaica)

Cabra montés. (Capra pyrenaica)

Una vez repuestas las energías decidimos montar el campamento y subir al día siguiente de madrugada a la cumbre, pues en esa tarde la cumbre estaba llena de niebla y no nos apetecía subir, ya que no tendríamos ninguna vista.

Chorreras desde la Laguna de la Mosca.

La Laguna de la Mosca es un lugar que no es posible describir con palabras, a los píes de la cara norte del Mulhacen, flanqueado por el espolón de la dama de Sierra Nevada, la Alcazaba; el collado del Ciervo o del Mulhacen y el Juego de Bolos; y a otro lado, el abismo y la civilización, pero a lo lejos, un lugar en el que uno se puede sentir alejado de casi todo. Había que aprovechar la tarde y disfrutar del lugar.

Espolón de la Alcazaba desde la Laguna de la Mosca.

Esa misma tarde, previamente a la cena sucedió algo inesperado, escuchamos un chasquido muy seco en la cara norte del Mulhacen, y presenciamos un desprendimiento de rocas de gran tamaño que nos puso a todos la carne de gallina, lo cual no era ni más ni menos que una muestra del elevado grado de descomposición en la que se encuentra esta pared compuesta por rocas metamórficas laminares, principalmente esquistos.

Cara norte del Mulhacen desde la Laguna de la Mosca.

Una vez cenamos, el sol empezó a ponerse rápidamente y con ello la temperatura se fue para abajo, así que bien temprano nos fuimos al saco, al día siguiente pensábamos levantarnos a las cinco de la mañana para salir para cumbre a las cinco y media.

Y como lo prometido es deuda, al día siguiente ahí estábamos a las 05:30, con los frontales de camino a la cumbre. En el primer tramo de subida hasta el collado del Ciervo hay que ser prudente, sobretodo si se sale como salimos nosotros totalmente de noche, debido al caos de bloque existente, pero sin ningún problema que reseñar si se sabe donde se va. Así llegamos al collado del Ciervo entre dos luces, ya veíamos el amanecer por el gran espolón de la Alcazaba. Desde el collado del Ciervo también dimos vistas a la más suave vertiente alpujarreña, la Caldera y el refugio del mismo nombre.

Amanece en la dama de Sierra Nevada. La Alcazaba.

Sin perder el tiempo nos dispusimos a tirar hacía la cumbre, ya no necesitábamos los frontales, la cumbre la teníamos cada vez más cerca y eso se notaba en el ánimo. Una vez en la cumbre, a las 07:00 horas, pudimos presenciar la salida del sol y disfrutar como no de las maravillosas vistas de este sitio tan espectacular. Una vez hechas las fotos, a deshacer el camino andado, vuelta a la laguna de la Mosca, a recoger los bártulos y para abajo.

Amanece en la cumbre del Mulhacen.

La bajada hasta Cueva Secreta se hizo rápida, únicamente cabe destacar el descenso desde el collado de la Majá del Palo hasta Cueva Secreta que se hizo un poco más pesado de lo normal. En Cueva Secreta aprovechamos para tomar algo y una vez hecho esto, salimos camino del Barranco de San Juan. Llegado a este punto tengo que decir, que este tramo si que se hizo un poco pesado. El peso, el calor, la falta de agua y la fatiga acumulada hicieron que este tramo al final se hiciera un poco agónico. Pero como luego dicen, esto es lo que tienen estas cosas, hay que saber de antemano, que entre otras cosas, aquí se viene a esto.

Despedida de las chorreras de la Mosca.

Una vez llegado al Barranco de San Juan, tocaba celebración, baño en el río, hidratación del cuerpo (que lo necesitábamos bastante) y plato alpujarreño al canto.

Si nada más, gracias a todos mis compañer@s por disfrutar con ellos estos magníficos días y hasta siempre Mulhacen.

Ficha Técnica.

BARRANCO DE SAN JUAN – LAGUNA DE LA MOSCA- MULHACEN.

Ruta realizada en dos días. Día 1: Barranco de San Juan, Vereda de la Estrella, Cueva Secreta, collado de la Majá del Palo, Laguna de la Mosca. Día 2: Laguna de la Mosca, Mulhacen, Laguna de la Mosca, collado de la Majá del Palo, Cueva Secreta, Vereda de la Estrella, Barranco de San Juan.

DIA 1

Punto

Cota

(m)

Dist. parc

(km)

Dist. total.

(km)

Desnivel + parcial

(m)

Desnivel + total

(m)

Tiempo parcial neto

Tiempo total neto

Tiempo parcial bruto

Tiempo total bruto.

Bco. San Juan

1.157

0

0

0

0

00:00

00:00

00:00

00:00

Vereda Estrella

1.724

10,9

10,9

583

583

02:43

02:43

03:15

03:15

Laguna Mosca

2.886

5,1

16

1.052

1.635

02:27

05:10

04:05

07:20

DIA 2

Punto

Cota

(m)

Dist. parc

(km)

Dist. total.

(km)

Desnivel + parcial

(m)

Desnivel + total

(m)

Tiempo parcial neto

Tiempo total neto

Tiempo parcial bruto

Tiempo total bruto.

Mulhacen

3.482

2,5

18,5

593

2.228

01:06

06:16

01:21

08:41

Laguna Mosca

2.886

2,5

21

25

2.253

00:47

07:03

01:01

09:42

Vereda Estrella

1.724

5,1

26,1

18

2.271

01:47

08:50

02:24

12:06

Bco. San Juan

1.157

10,9

37

123

2.394

02:25

11:15

03:25

15:31

Perfil día 1. Barranco de San Juan - Laguna de la Mosca.

Perfil día 2. Laguna de la Mosca - Collado del Ciervo - Mulhacen - Laguna de la Mosca - Barranco de San Juan.



Track de la ruta.

6 comentarios:

Santiago Herreros dijo...

Visto así,parece hasta sencillo.Cada foto tiene una historia de esfuerzo y premio conseguido.Recuerdo al mirar hasta los olores o los cambios de viento por la altura,calor sofocante abajo,fresco en la laguna...Buena aventura,buenos compañeros,¿cuando será la próxima?

estepablanca dijo...

Hola Santi. Precisamente eso, la esencia de la ruta, es lo que pretendo captar en la entrada. A veces creo conseguirlo, otras no, me alegro que en este caso tú lo hayas percibido. Y como no, el buen recuerdo que tenemos de la ruta, se debe también a los compañeros que nos juntamos en aquella ocasión. ¿La próxima? Cuando menos nos lo esperemos a alguien ya está liándola otra vez. Así sea. Un saludo.

bélula dijo...

Preciosas! En tu línea!

estepablanca dijo...

Gracias bélula. A veces uno se plantea sí merece la pena subir estos cacharros y sus accesorios tan pesados para arriba, así que tus ánimos son bien recibidos.

P.D. Pensándolo bien, me da la impresión de que no podría vivir sin mi cámara.

Un saludo y gracias.

Francisco Lucas. dijo...

Valla un par de rutas que os habéis marcado en estos dos meses. Ambas el Mulhacén y por dos vías diferentes. Espectaculares fotos, y como bien dice el texto, una vez que estás allí arriba es como si se parara el tiempo

estepablanca dijo...

Hola Francisco, la verdad es que ha sido un fin de semana completo, con dos rutas con perspectivas diferentes para subir al Mulhacen, ambas muy recomendables. La verdad es que se echa de menos estar por ahí arriba. Me algro de que te gusten las fotos. Un saludo.